Dejar de fumar con cigarrillos electrónicos

Hay muchos métodos para dejar de fumar pero, uno de los más modernos, y también del que todavía no se sabe mucho y hay reacios a utilizarlo por miedo a que se ponga en peligro aún más la salud son los cigarrillos electrónicos.

Los cigarrillos electrónicos llegaron en el 2004 como método para dejar de fumar siendo un tratamiento que, poco a poco, va disminuyendo el deseo de fumar haciendo que, en lugar de fumar un cigarrillo normal, se “vapee” un cigarrillo electrónico que tiene una concentración de nicotina parecida a la de un cigarrillo pero, conforme uno se va adaptando a fumar, ésta se va disminuyendo hasta que finalmente se puede seguir con el hábito de “fumar” pero sin nada de nicotina, es decir, fumar de manera saludable.

De hecho, tiene muchas ventajas para los demás, la primordial de todas el hecho de que no se afecta a la salud de otras personas que estén cerca porque el humo que sale no es nocivo como ocurre con el tabaco.

El proceso es sencillo: Se comienza vapeando con una concentración alta de nicotina (más o menos la que tiene un cigarrillo normal para acostumbrarse al sabor y la forma de ese cigarrillo). Esto suele ser solo por unos días para, después, pasar a una concentración del 75% que se ha de mantener unas 2 semanas. Pasado ese tiempo, y dependiendo de cómo se hayan pasado, se puede reducir entre un 50 y un 60% para volver a estar dos semanas con esa concentración y pasar al 25% al mes.

De esta forma, a los 2 meses se podría estar vapeando con 0% de nicotina. Eso sí, es importante mantener el hábito al menos un año apara que el dejar de fumar mediante este tratamiento perdure después en el tiempo y las ansias o deseos de fumar de verdad no te hagan recaer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.